La Divina Augusta

Fue la primera, la eximia, la perfecta, la divina. Esposa del primer Augusto, madre del emperador Tiberio, abuela, bisabuela y tatarabuela de los emperadores Claudio, Calígula y Nerón. La primera emperatriz que tuvo el Imperio Romano no fue la primera esposa de Octavio Augusto, ni siquiera la segunda y es que el de Livia Drusila fue  el tercero de los matrimonios del emperador. Aunque tampoco para ella este fue su primer marido. Cuando solo contaba con 15 años fue conducida hasta el matrimonio con el cuestor romano Tiberio Claudio Nerón, que tenía 25 años más que ella y que además era su primo. Se desconoce si el amor llegó con los años o simplemente cumplieron con lo establecido, pero lo cierto es que en poco tiempo tuvieron dos hijos. Uno de ellos llamado Druso y otro llamado de la misma forma que su padre, que se convertirá en unos años en el segundo de los emperadores romanos, Tiberio. Seguir leyendo “La Divina Augusta”

Anuncios

La nueva “cavidad” de la Gran Pirámide

Los descubrimientos de la Gran Pirámide no dejan de sorprendernos. Hace pocos meses saltaba la noticia de un nuevo pasillo por encima de la entrada original de la Gran Pirámide. Esta semana se anuncia a bombo y platillo que existe, ni más ni menos, una cavidad tan grande como la Gran Galería.

Por encima de la gran galería existe una cavidad con una forma parecida a esta de, como mínimo, 30 metros.

Seguir leyendo “La nueva “cavidad” de la Gran Pirámide”

El arquitecto de Dios

Es innegable que en esta vida hay gente que nace con un talento especial para casi todo. Escultura, pintura, arquitectura, restauración, escenografía, escritura teatral …Bernini parece que no solo desarrolló y llevó a cabo todas estas disciplinas, sino que además las ejecutó con maestría y destreza. Y es que el maestro napolitano es una muestra más de la grandeza y el esplendor del perfecto hombre del renacimiento.

Gian Lorenzo Bernini nació en la ciudad de Nápoles el 7 de diciembre de 1598. Sus padres, una devota madre italiana llamada Angélica Galante y el reconocido escultor Pietro Bernini, protegido del cardenal Scipione Borguese Cafarelli y muy apreciado por el Papa Pablo V . Seguir leyendo “El arquitecto de Dios”

El faraón misterioso

Una escultura de 4.300 años perteneciente a un faraón aún desconocido fue encontrada en la ciudad de Hazor en Israel durante las excavaciones (Hazor VII: 1990-2012). La noticia ha salido a la luz gracias a la publicación de un libro este año 2017. La datación nos lleva a una época en que los egipcios estaban construyendo las grandes pirámides. La escultura fue destrozada hace unos 3.300 años, posiblemente después de que una fuerza israelí dirigida por el rey José destruyera la ciudad. Se indica en dicha publicación que la cabeza perteneció posiblemente a una estatua de cuerpo entero.

Seguir leyendo “El faraón misterioso”

La reina que pudo existir…

Cuando hablamos o pensamos en grandes reinas egipcias, incluso algunas  erigidas con el título de faraón, los nombres de Nefertiti, Hatshepsut o Cleopatra acuden inmediatamente a nosotros. Hasta la figura de la reina Tausert, dado la popularidad que se le dio en algunos famosos libros de un conocido egiptólogo, es reconocible por muchos. De nuevo la historia o la falta de más información sobre su paso por el trono egipcio han hecho de esta reina un misterio y una incógnita. Seguir leyendo “La reina que pudo existir…”

El misterioso país de Punt

Cientos de arqueólogos, egiptólogos e historiadores durante siglos fueron en busca de las maravillosas tierras del país de Punt, pera nadie ha logrado encontrar nunca su localización.

¿Existió realmente Punt? Existen numerosas referencias que nos hacen creer que Ta Necher, el país del dios, como lo llamaban los antiguos egipcios, fue mucho más que una leyenda o un mito. Seguir leyendo “El misterioso país de Punt”

Imhotep

Si nos sumergimos en las profundidades del Antiguo Egipto, encontraremos a un personaje que cambió radicalmente a la sociedad egipcia y, sin embargo, es un tanto desconocido. Su figura me ha apasionado desde siempre, a pesar de que no conocemos mucho sobre él. No obstante, gracias a su trabajo, Egipto pasó de construir pequeñas edificaciones en adobe y, a veces, piedra a levantar inmensos monumentos. Estamos hablando, por supuesto, de Imhotep.

Su nombre significa “el que viene en paz” e independientemente de la cantidad de cargos que tuviera: sumo sacerdote de Heliópolis, tesorero del rey-faraón, chaty (algo parecido a primer ministro) del faraón, astrónomo, arquitecto y médico, fue un sabio. Es decir, un Leonardo da Vinci del antiguo Egipto, que ha pasado sin pena ni gloria en los libros de texto.

Seguir leyendo “Imhotep”