Reflexiones sobre la electricidad en el Antiguo Egipto

La iluminación en el antiguo Egipto es uno de los interrogantes que más quebraderos de cabeza nos trae. Tras el artículo que publicamos (Iluminación en el antiguo Egipto), hemos recibido varias correcciones y puntos de vista, pero de entre todos ellos el más completo viene de parte de un ingeniero andaluz con muchos años de experiencia en empresas del sector internacional.

Han sido de tanta calidad sus observaciones que no nos queda más remedio que reproducirla íntegramente:

Reflexiones sobre la electricidad y las bombillas de Dendera:

Bombilla-wallpaper-617339

Parte 1. En cuanto a la electricidad:

1º No hay evidencias de que se generase energía eléctrica por ninguna parte.

2º Si la electricidad hubiera existido aparecería como fenómeno increíble para la época  y en muchísimos relieves, pinturas y esculturas se hubiera dejado alguna mención a tan fabuloso descubrimiento y su uso.

3º Llevar la energía eléctrica de una posible fuente creadora a donde se usase, exigiría un tendido eléctrico impensable.

4º Que se produjera y almacenase en lo que llaman “condensadores” es inviable porque dicho elemento exige una tecnología de muy alto nivel y de crearse solo serviría para producir una descarga que daría para un chispazo potente o para una descarga lenta y de poca potencia que no produciría energía para alimentar ningún dispositivo eléctrico. Ni hoy en día se puede usar un condensador para dichos usos. Su construcción exige materiales aislantes que no existían en dichas épocas.

5º Que se almacenase en una batería es aun mas impensable pues la batería es aun más compleja que el condensador, requiere conocimientos de química de alto nivel y su carga requeriría control y su uso para dar potencia de iluminación daría para horas si acaso al nivel que se requería en tumbas y túneles por ejemplo.

6º La famosa pila de Bagdad (de ser eso) daría voltajes y capacidad de suministrar carga irrisorios. Inútiles para dar potencia para ningún uso.

7º La transmisión de energía eléctrica sin cables como alguna vez se ha sugerido es hoy en día imposible y hay que usar tendidos eléctricos de alta tensión para largas distancias y luego transformarlos a baja para su uso local. No hay forma de transmitir energía eléctrica por el aire. A lo más que se llega hoy en día es a mediante sistemas inductivos cargar cepillos de dientes, móviles o marcapasos y poco más y eso prácticamente en contacto.

8º Crear energía eléctrica exige consumir otra energía, combustibles, hidráulica, atómica, etc. No se conoce ninguna energía salvo la animal o la de norias de río y no hay señales de dicho uso para otra cosa que el riego, molinos, etc.

9º Cualquier dispositivo generador de electricidad actual incluye en su sistema un diseño extremamente complejo, mecánica de precisión, rodamientos, acero y muchísimo hilo de cobre que además debe ser esmaltado.

Parte 2. En cuanto a las bombillas y basándose en los relieves de las Criptas de Dendera:

bombillas-dendera.jpg

1º Una bombilla requiere una ampolla de cristal que difícilmente se podría obtener en esas fechas y menos de esos tamaños. El espesor de dicha ampolla tendría que tener al menos 5mm y su peso y fragilidad la haría inusable.

2º Requiere que en su interior no haya oxigeno para que no se queme el filamento, se necesita una atmosfera inerte para el filamento como por ejemplo el gas Argón. Ni conocían los gases inertes ni podrían haber extraído el aire de la ampolla y rellenarla con dichos gases. Eso requiere una tecnología súper compleja.

3º El cobre tiene un punto de fusión de 1085ºc, no se puede hacer un filamento de cobre ni siquiera de hierro, el material usado hoy en día es el Wolframio/Tungsteno con punto de fusión de 3000ºC. Impensable dicho material en esa época.

4º El calor disipado por una bombilla es considerable. Para tamaños grandes no permite ni siquiera estar cerca y mucho menos manipularla por la ampolla. Difícilmente se podría meter en estrechos túneles o cavidades sin que al rato de su uso el ambiente se convirtiera en un auténtico infierno.

5º Para que tuviera movilidad requeriría cables de cobre, flexibles y recubiertos de algún material aislante como son hoy en día. Fabricar cable flexible con grandes longitudes y aislado es algo muy complicado e imposible para dicha época.

6º Los tamaños de bombillas industriales de filamento pueden tener potencias de hasta 2500w o mas con tamaños de 20-30cmts. En tensiones como las de una casa de 220 VAC esto supone amperajes de 10 amperios. Esto es el consumo de un horno a plena carga. No se puede ni imaginar que potencia necesitaría una bombilla como la representada y el brutal calor que desprendería.

7º La unión de la ampolla con el casquillo requiere una unión de material cerámico especial y sin olvidar que para hacer dicha unión hay que mantener el gas inerte en su interior sin que entre aire.

8º Iluminación mediante bombillas hubiera sido tal evento que hubiera sido reflejado por todas partes y no hay constancia de ello por ninguna parte.

¿Más opiniones al respecto? ¿Alguien se atreve a rebatir?

Anuncios

2 comentarios en “Reflexiones sobre la electricidad en el Antiguo Egipto

  1. Hades

    Solo un comentario al punto 7 de la primera parte… la transmision de la energia electrica sin cables es algo que Nicola Tesla ya habia concebido a nivel conceptual en los años 30 del siglo pasado. Que no se realizara no quiere decir que fuera imposible. Hay que recordar que las bases del wifi tambien las concebio el y hasta muy recientemente no se desenvoluparon. Cosas de los intereses economicos…

    Me gusta

    1. juanhevilla

      Nicola Tesla fue un visionario además de un gran inventor. Pero con respecto a la transmisión de energía eléctrica inalámbrica y su famosa torre de Tesla solo podemos decir que no obtuvo ningún éxito. Y no creo que haya sido por los intereses creados por lo que no se ha proseguido con su teoría, si fuera factible lo hubieran usado y explotado de alguna manera y cobrado su uso como es lógico. No se ha hecho porque simplemente no funciona. Una cosa es transmitir la potencia necesaria para telecomunicaciones y otra muy distinta transmitir potencia para uso de luz, maquinaria, etc. Y pensar que en Egipto existía algo parecido o que la Gran Pirámide era dicho transmisor…, pues es mucho imaginar sin ni una sola prueba.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s