¿Quien fue María Magdalena?

15380842_1696200554025481_25588640219490139_n.jpg

La visión tradicional nos dice que fue una prostituta, pero ningún evangelio recoge ese dato. Sí se nos dice, sin embargo, que estuvo poseída por 7 demonios y que asistía a Cristo junto a los apóstoles, pero poco más. Tras la resurrección de Jesús tomó un papel importante gracias a que fue la primera persona en advertir que su cuerpo no estaba en la tumba. Por eso ha cobrado tanta importancia hasta el punto que la tradición de la Iglesia la ha llamado en Oriente “isapóstolos” (igual que un apóstol) y en Occidente “apostola apostolorum” (apóstol de apóstoles). En Oriente hay una tradición que dice que fue enterrada en Éfeso y que sus reliquias fueron llevadas a Constantinopla en el siglo IX.

Pero, ¿Qué nos dicen los apócrifos?

Evangelio de Felipe: María Magdalena parte como una figura clave en la vida de Jesús, tanto, que se la considera la compañera más cercana del Salvador. A pesar de que el texto aparece incompleto y que existe, párrafos y palabras no recuperables, existe un pasaje que se ha podido reconstruir, en el que se narra extraordinariamente la relación entre.

“Una mujer que no ha dado luz a sus hijos puede volverse la madre de los ángeles. Tal era la compañera del Hijo, María Magdalena. El la amaba”, lamentablemente, parte del texto que a continuación completaba la frase quedó carcomido por hormigas del desierto, pero que pudo reconstruirse a partir del texto de la página siguiente “los discípulos preguntaron al Salvador por qué amaba a María Magdalena más que a ellos”, restaurándose aproximadamente en la siguiente frase:

…Tal era la compañera del Hijo, María Magdalena. El la amaba más que a los otros discípulos

Reconstruida la anterior frase, las siguientes palabras que se podían leer en el texto constituían la certificación definitiva de una relación más importante y casi intima entre María Magdalena y Jesús, “y el la beso en la…” y nuevamente el hueco en la palabra clave, vacío que ha sido objeto de mucha especulación, ya que no se desvela donde la beso exactamente pero lo más probable y basándose en la gramática copta y la longitud del espacio que falta, la palabra clave podría coincidir con la “boca”, por lo que la frase completa quedaría restaurada en:

… “y el la beso en la boca”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s