La Divina Augusta

Fue la primera, la eximia, la perfecta, la divina. Esposa del primer Augusto, madre del emperador Tiberio, abuela, bisabuela y tatarabuela de los emperadores Claudio, Calígula y Nerón. La primera emperatriz que tuvo el Imperio Romano no fue la primera esposa de Octavio Augusto, ni siquiera la segunda y es que el de Livia Drusila fue  el tercero de los matrimonios del emperador. Aunque tampoco para ella este fue su primer marido. Cuando solo contaba con 15 años fue conducida hasta el matrimonio con el cuestor romano Tiberio Claudio Nerón, que tenía 25 años más que ella y que además era su primo. Se desconoce si el amor llegó con los años o simplemente cumplieron con lo establecido, pero lo cierto es que en poco tiempo tuvieron dos hijos. Uno de ellos llamado Druso y otro llamado de la misma forma que su padre, que se convertirá en unos años en el segundo de los emperadores romanos, Tiberio. Seguir leyendo “La Divina Augusta”

Anuncios

El arquitecto de Dios

Es innegable que en esta vida hay gente que nace con un talento especial para casi todo. Escultura, pintura, arquitectura, restauración, escenografía, escritura teatral …Bernini parece que no solo desarrolló y llevó a cabo todas estas disciplinas, sino que además las ejecutó con maestría y destreza. Y es que el maestro napolitano es una muestra más de la grandeza y el esplendor del perfecto hombre del renacimiento.

Gian Lorenzo Bernini nació en la ciudad de Nápoles el 7 de diciembre de 1598. Sus padres, una devota madre italiana llamada Angélica Galante y el reconocido escultor Pietro Bernini, protegido del cardenal Scipione Borguese Cafarelli y muy apreciado por el Papa Pablo V . Seguir leyendo “El arquitecto de Dios”

La reina que pudo existir…

Cuando hablamos o pensamos en grandes reinas egipcias, incluso algunas  erigidas con el título de faraón, los nombres de Nefertiti, Hatshepsut o Cleopatra acuden inmediatamente a nosotros. Hasta la figura de la reina Tausert, dado la popularidad que se le dio en algunos famosos libros de un conocido egiptólogo, es reconocible por muchos. De nuevo la historia o la falta de más información sobre su paso por el trono egipcio han hecho de esta reina un misterio y una incógnita. Seguir leyendo “La reina que pudo existir…”

El misterioso país de Punt

Cientos de arqueólogos, egiptólogos e historiadores durante siglos fueron en busca de las maravillosas tierras del país de Punt, pera nadie ha logrado encontrar nunca su localización.

¿Existió realmente Punt? Existen numerosas referencias que nos hacen creer que Ta Necher, el país del dios, como lo llamaban los antiguos egipcios, fue mucho más que una leyenda o un mito. Seguir leyendo “El misterioso país de Punt”

De los dioses y destinos: el mito de Pandora

Contaban los rapsodas griegos que el mito nació del corazón de un poeta y que a través de él, de su existencia conoció el hombre.

Eran los tiempos de los grandes Dioses, los tiempos en los que surgieron las Oceánidas  y los Titanes, vieron la luz las Ninfas y las Musas, nacieron los Cíclopes y las Erinias, emergieron las Melíades y los Gigantes, los primeros tiempos que el mundo conoció y lo hizo a través de la grandeza del nacimiento de la excelsa Grecia.

Seguir leyendo “De los dioses y destinos: el mito de Pandora”

La última morada de Germana y Fernando

La reina Isabel de Castilla, consorte del reino de Aragón ,Sicilia y Nápoles falleció el 26 de noviembre de 1504 a la edad de cincuenta y cuatro años. El testamento de la reina católica era claro y conciso. Legaba el trono a su primogénita, la infanta Juana, pero al mismo tiempo concedía a Fernando, su esposo, la administración y gobierno en su nombre del reino de Castilla. Todo ello hasta que el infante Carlos, hijo de Juana, cumpliese veinte años.

Los castellanos no querían ni aceptaban que un rey aragonés les gobernara, así que Fernando no tardó en trasladarse al reino de Aragón, dejando a su hija y esposo Felipe (el hermoso) como soberanos de Castilla. No sería por mucho tiempo, pues el joven rey Felipe fallecería al poco de tomar posesión del reino dejando como sabemos, a una Juana abatida y turbada que llegó ser poco más que un simple instrumento en manos de su padre y más tarde de su propio hijo.

Seguir leyendo “La última morada de Germana y Fernando”

Reinar después de morir

De tristezas, desgracias e infortunios se encuentran cargados los tronos de muchos palacios y residencias reales.  Secretos, traiciones, injurias y deslealtades han señalado a muchos de nuestros monarcas durante toda la historia. Si bien algunas de ellas, inevitables intervenciones por la gravedad de los hechos, tuvieron un desenlace feliz, otras en cambio quedarán en el recuerdo y en la memoria de todos como innecesarias y baldías.

Y este es el caso de la desventurada Inés de Castro. Tan cruel ha sido la historia con ella que ni siquiera conocemos el lugar o la fecha en la que nació. Los únicos registros de los que se dispone la sitúan en el ducado de Peñafiel, en Valladolid, en la residencia de su tío, Don Juan Manuel, donde al parecer se crió.

Seguir leyendo “Reinar después de morir”